Cochabamba, 21 de agosto 2019 (Sedem).- Jhoselin Karina del Castillo, una universitaria de la Carrera de Ingeniería Industrial de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo”, Cochabamba, realizó su Proyecto de Grado en la Empresa Pública Productiva Papeles de Bolivia (Papelbol) para rescatar el lodo residual que genera el tratamiento de las  aguas residuales y fabricar macetas ecológicas.
El gerente técnico de Papelbol, Eduardo Velásquez, informó que la empresa estatal después del proceso productivo genera alrededor de 150 toneladas de lodo residual. Una parte es trasladada a la Empresa Estratégica de Producción de Abonos y Fertilizantes (EEPAF) para la elaboración de abonos, lo que significa un costo de Bs 5.000 en su traslado y otra gran cantidad que queda en la planta por lo que se vio la necesidad de  darle un valor agregado.
“Este proyecto responde a la necesidad que tiene Papelbol de ser responsables con el Medio Ambiente. En el momento de tratamiento de las aguas industriales se genera un residuo (lodo) y se decidió realizar este proyecto junto a la estudiante de ingeniería con el objetivo de darle un valor agregado al residuo”, indicó Velásquez.
Además, destacó que Papelbol tiene principios para preservar el medio ambiente, cómo la práctica 'Residuo Cero' con el objetivo que los residuos sean  transformados en materia prima y así maximizar la sostenibilidad mediante la economía circular.


El 24 de junio del 2018, Jhoselyn Karina envió una carta al Gerente Técnico de Papelbol  con el objetivo de realizar su Proyecto de Grado en la empresa estatal. De acuerdo con la estudiante, la aceptación fue casi inmediata, porque el Gerente tras conocer su inquietud y sus ganas de aportar dio su autorización y la invitó para que visite la planta y conozca a profundidad sobre el proceso productivo de Papelbol.
El Proyecto se consolidó en un año y fue defendido este 16 de agosto ante un tribunal de la casa de estudios superiores logrando su aprobación y obtención de su título académico.
El Proyecto titula “Propuesta para revalorizar el lodo obtenido en la planta de producción de papel reciclado ecológico Papelbol".  
La flamante profesional se mostró satisfecha e indicó que se sintió motivada  por la empresa para aportar con un producto ecológico para cuidar el medio ambiente. 
Jhoselin Karina del Castillo,  cuando cursaba el noveno semestre de su carrera experimentó elaborando papel a nivel laboratorio y surgió la idea de ir profundizando. Por lo que en varias oportunidades visitó la Planta de Villa Tunari donde conoció a detalle el proceso productivo y después de las conversaciones con los trabajadores de Papelbol se realizó la propuesta para darle un valor agregado al lodo residual.
Después de varios análisis de las muestras del lodo se determinó viable utilizar como materia prima para la elaboración de maples de huevo y macetas ecológicas biodegradables.
La maceta realizada no necesita separase del plantín, por su característica biodegradable puede ser enterrado con el planta y se irá descomponiendo en la tierra con el paso del tiempo. El objetivo de este proyecto también es reemplazar las bolsas plásticas que comúnmente se utilizan.

“Los resultados indicaron dos potenciales alternativas para la reutilización del lodo residual que es el envase para huevo y la maceta biodegradable, las cuales son amigables con el medio ambiente y se determinó el costo de la implementación de ambos proyectos los cuales son rentables obteniendo un precio de venta competitivo con el mercado actual”, indica la nueva profesional en ingeniería industrial.
Jhoselin Karina destacó que Papelbol sea una empresa que cumple con su política de responsabilidad social empresarial. La nueva profesional recomendó a los universitarios aportar con los nuevos conocimientos para cambiar y mejorar el futuro.
“No duden en enviar nuevas propuestas, para que juntos mejoremos nuestras industrias, concientizando a la población hacia el reciclaje, que todo parte de cada uno y aportando nuestros conocimientos”, explicó del Castillo.