Sucre, 28 abr (SEDEM).- La planta industrial de la Empresa Pública Productiva Envases de Vidrio de Bolivia (Envibol) afina detalles para su puesta en marcha a finales del próximo mes, en ocasión de la efemérides de Chuquisaca, en el 110 aniversario del primer grito libertario de América que se celebra el 25 de mayo. 

“En el mes de mayo, como un regalo al departamento de Chuquisaca, pondremos en marcha la planta industrial de vidrio más moderna de Latinoamérica. Envibol producirá envases de vidrio de primera calidad para cubrir la demanda, principalmente, de la industria de bebidas, a nivel nacional”, explicó el gerente de la empresa estatal, Óscar Sandy. 

La planta industrial de Envibol, creada en abril de 2015, está ubicada en el municipio de Zudáñez, a una altitud de 2.473 metros sobre el nivel del mar, distante a 105 kilómetros de la ciudad de Sucre por la carretera asfaltada ruta 6, Diagonal Jaime Mendoza.

“En junio de 2016 se iniciaron las actividades para la construcción de la planta, la provisión de maquinarias, el acondicionamiento de los predios, y la instalación de la infraestructura. Los componentes industriales son de última generación de tecnología europea especializada en la industria del vidrio. Hoy, estamos listos para la puesta en marcha”, precisó Sandy.

Sandy destacó que Envibol producirá envases de vidrio en colores transparente, verde y ámbar, los mismos que tendrán un acabado de calidad en prestación, durabilidad y garantía requeridas, tomando en cuenta la tecnología de la fábrica en todos sus componentes que van desde la mezcladora, el horno de fusión, los moldes, formación de los envases, las cámaras de inspección, el decorado y el envasado para la distribución. 
 
El ejecutivo de la empresa estatal adelantó que la próxima semana Envibol comenzará con el funcionamiento del horno de fusión. “El horno debe alcanzar un temperatura entre los 1500° y 1600°. Tenemos programadas 265 horas de calentamiento, 11 días. Una vez cumplido el proceso de calentamiento obtendremos vidrio fundido, el chorreo de gota y la formación de las botellas”, añadió. 

El gerente de Envibol señaló que en el municipio de Zudáñez se cuenta con reservas de arena sílice, el principal insumo para la fabricación de vidrio, con una calidad mayor al 90% y una proyección estimada para 50 años, sólo en la cantera de la región de Sundur Wasi, además de otros volúmenes en las comunidades Pasota y Sunchu Pampa.

Sandy dijo que además de la materia prima arena sílice, la industria de vidrio requiere piedra caliza, carbonato de sodio y vidrio reciclado. Añadió que es recomendable utilizar vidrio reciclado, como acciones para concientizar y fortalecer la cultura del reciclaje y cuidado del medio ambiente, por lo que adelanto que la empresa estatal realizará permanente campañas de reciclaje. 

Respecto a los servicios básicos, el gerente de Envibol, Óscar Sandy, informó que se cuenta con un volumen de 4.25 megavatios de electricidad por la proveedora local, suministro de agua y tanques de GLP con capacidad de almacenamiento de hasta 400m3, que garantizan el funcionamiento permanente de la planta.

Datos
Inversión:
•    Bs 396,4 millones

Capacidad de producción:
•    Producción aproximada: 120 toneladas de vidrio por día. 

Producción principal
•    Botellas personales retornables y no retornables de 190 a 350 ml de capacidad (180 a 300g). 
•    Botellas retornables de 600 a 1.500ml de capacidad (500 a 1.500g).
•    Colores: ámbar, verde, incoloro y otros.

Proceso productivo 
• Materia prima. Arena sílice, piedra caliza, carbonato de sodio y vidrio reciclado. Estos componentes se mezclan y luego se envían al horno para fundición.

• Fundición. El horno calienta la mezcla a una temperatura entre los 1500 y 1600 °C, generando vidrio fundido.

• La gota. El vidrio fundido se retira del horno, se enfría a una temperatura uniforme y se corta en “gotas” para formar los envases de vidrio. 

•Formación. Las gotas se distribuyen en las máquinas formadoras, en las cuales reciben la forma de los envases de vidrio, de acuerdo al requerimiento de los clientes.

• Acondicionamiento. Los envases moldeados pasan a través del templador, máquinas que los vuelve a calentar y los enfría gradualmente para liberar las fuerzas de tensión y fortalecer el vidrio.

• Inspección. Finalmente los envases pasan por un rociado protector e inspección automática para garantizar la calidad y homogeneidad del producto final.