"Lácteosbol"
"EBA"
"Papelbol"
"Cartonbol"
Fecha: 
Mar, 25/11/2014
Fuente: 
Periódico "EL CAMBIO"

La gerente general del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedemp), Patricia Ballivian, informó hoy que las empresas Lacteosbol y la Empresa Boliviana de Almendra y Derivados (EBA) generaron utilidades netas por Bs3.5 millones en la gestión 2013.

“Estas empresas ya son totalmente autosostenibles: Lacteosbol por segundo año ha generado utilidades, cerramos la gestión 2012 con un millón 200 mil bolivianos y en 2013 este monto fue superado”, señaló la funcionaria.

Según el estado financiero de Lacteosbol, en la gestión 2013 la estatal generó una utilidad neta de Bs2,4 millones, de los cuales Bs603 mil fueron debitados por concepto de pago de impuesto a las utilidades.

Lacteosbol cuenta actualmente con cuatro plantas procesadoras de leche en Ivirgarzama, San Lorenzo, Challapata y Achacachi, además de dos plantas procesadoras de cítricos: una en Villa 14 de septiembre y la otra recientemente inaugurada en Caranavai. La producción de jugos de ambas factorías es distribuida en el subsidio escolar. 

Ballivian indicó que en enero de 2015 Lacteosbol inaugurará una planta de jugos en Valle Sajta para procesar todo tipo de frutas.

En el caso de EBA, la empresa generó una utilidad neta de Bs1.1 millones en la gestión anterior. Javier Freire, gerente técnico de EBA, dijo que para la presente gestión la empresa de almendras multiplicará por cinco sus utilidades.

“Para este año nosotros pensamos tener al menos seis millones de bolivianos en utilidades, vamos a quintuplicar las utilidades de 2013”, indicó.

EBA cuenta con dos plantas beneficiadoras de almendra y una nueva en proceso de implementación que empezará a funcionar en diciembre.

Las empresas Cartonbol y Papelbol, señaló Ballvian, aún no producen ganancias y se mantiene gracias a la producción que realizan.  

“La operación actual de Cartonbol cubre todos los costos de operación aunque aún no hay utilidades, funciona con un capital de operaciones hasta que sea sostenible”, indicó.

Papelbol, cuya puesta en marcha costó al menos $us28 millones, y cuya implementación estuvo rodeada por actos de corrupción, logrará utilidades recién al tercer año de su inicio de operaciones de forma continua, indicó el gerente técnico de la empresa, Eduardo Velásquez.

“Nosotros al tercer año de operación continua ya empezamos a tener números positivos; después de eso se empieza a recuperar la inversión. Estimamos que hasta fin de este mes terminemos el montaje de todos los equipos y desde el próximo mes empezamos la producción continua”, informó.

Otro proyecto importante es la Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (ECEBOL), adjudicada en abril pasado, para su construcción, al consorcio Alemán Español Polysius Sacyr e Imasa por un total de $us245 millones.