"Lácteosbol"
"EBA"
"Papelbol"
"Cartonbol"
Fecha: 
Vie, 09/10/2015
Fuente: 
periodico EL CAMBIO

En cuestión de días, Tatiana Aliaga dará a luz a su primer hijo. Tiene ocho meses con dos semanas de embarazo y cuando habla del bebé que lleva en su vientre, sus ojos quinceañeros resplandecen.
Su esposo, de 20 años, trabaja como albañil, en contratos fugaces de unos meses. Por ello, Tatiana, pese a su embarazo, decidió dedicarse al comercio junto con su mamá, quien además les dio una habitación para que puedan vivir.
Llegaron hace un año a la ciudad de El Alto, luego de que su marido dejó su empleo en la Cooperativa San Lucas Ltda., en Sorata, porque ella se enfermó. “Casi he fallecido y por eso nos hemos salido de la mina”, recuerda Tatiana.
Con los 1.200 bolivianos que su esposo gana, Tatiana debe hacer el esfuerzo para comprar los alimentos que se necesitan para una buena gestación del bebé.
“Comía bien, pero ahora será mejor”, afirma en voz baja Tatiana, quien ayer fue una de las primeras en recibir el Subsidio Universal Prenatal por la Vida, de manos del presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera, durante un acto organizado en el polideportivo Héroes de Octubre de la avenida Juan Pablo II, en El Alto.
Al igual que Tatiana (de 15 años de edad) se calcula que algo más de 285.000 mujeres están en etapa de gestación por año en el país, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), indicó Patricia Ballivián, gerente general del Servicio de Desarrollo de Empresas Públicas Productivas (Sedem).
Y es a esa población precisamente a la que se espera llegar con esta nueva medida social que creó el Gobierno nacional para dotar a las mujeres de alimentos a partir del quinto mes de embarazo.
El Primer Mandatario señaló que este subsidio, dirigido a las parejas que no son asalariadas, “es para ayudar, especialmente, a las compañeras que están desamparadas” de sus familias o de sus esposos que se fueron del hogar.
Morales llamó a la reflexión a los hombres que abandonan a sus esposas porque cuando una mujer queda con tres y cuatro hijos le es difícil mantenerlos.
“Esta es una forma de ayuda a esas compañeras, si vamos a seguir trabajando bien, Gobierno nacional y los gobiernos departamentales, si sigue creciendo (la economía), nuestro deseo es (entregar) desde el primer mes de embarazo este subsidio”, indicó el Jefe de Estado.
Hasta el polideportivo Héroes de Octubre llegaron ayer cientos de mujeres en etapa de gestación, algunas de ellas con pequeños en sus brazos, como Betty, quien tuvo que pedir ayuda para llevar la bolsa de subsidio, que incluye leche en polvo entera instantánea (lata), yogur probiótico, quinua real en grano, aceite vegetal fortificado con vitamina A, api, fideo fortificado con hierro y arroz de primera.
La medida, que es financiada en su totalidad por el Tesoro General del Estado (TGE) con 143 millones de bolivianos, se concretó gracias a la estabilidad económica que tiene el país como efecto de la nacionalización de los hidrocarburos decretada en mayo de 2006.
Morales refirió que frente a la rebaja del precio del petróleo, en algunos países de América Latina y Europa están anulando beneficios sociales, mientras que en Bolivia se crean más mecanismo de transferencia y democratización de los ingresos.
“Los bonos y rentas que hemos creado, que reciben los asalariados y los no asalariadas, estos bonos y rentas están garantizados gracias a la política económica que tiene el pueblo boliviano, aquí no se elimina ningún bono, ninguna renta porque el precio del petróleo se ha rebajado, felizmente tenemos una base económica tan fuerte que en 10 años de gobierno hemos acumulado para seguir invirtiendo”.