"Lácteosbol"
"EBA"
"Papelbol"
"Cartonbol"
Fecha: 
Dom, 02/11/2014
Fuente: 
Periódico "EL DEBER"

La pista del aeropuerto internacional de Chimoré tendrá una longitud de cuatro kilómetros. Para los pobladores de la zona, la nueva terminal potenciará la actividad turística

Las plantas procesadoras de cítricos y lácteos son una alternativa para el agro. El aeropuerto de Chimoré tiene un avance del 76%. Los trabajos en la planta de amoníaco y urea son incesantes

 

En Chapare, ubicado en el centro de Cochabamba, con una superficie de 12.445 km2, el Gobierno puso la lupa y destinó más de $us 1.100 millones con el objetivo de convertir la región en un nuevo polo industrial, para que sea una alternativa a la producción de coca y más recientemente de frutas.

EL DEBER recorrió el trópico cochabambino para conocer cómo las distintas empresas del Estado están respondiendo al desafío de darle valor agregado a la producción local y a su vez generar puestos de trabajo para las 262.845 almas que viven en la zona.

De acuerdo con el Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem), del 100% de los emprendimientos estatales que lleva adelante el Gobierno de Juan Evo Morales, más de la mitad se encuentran en el trópico cochabambino.

La salida al exterior

 

Alcides Rubén Mireles, gerente de proyecto de construcción del aeropuerto internacional de Chimoré, destacó que tienen un avance del 76% y calculó que para mayo de 2015 se hará la entrega provisional de la terminal.

 

Mireles recordó que la inversión es de $us 34,4 millones, que hay allí trabajando 350 personas.

Los exportadores de banana, palmito y piña serán los más beneficiados con el aeropuerto debido que podrán reducir el tiempo y los costos de transporte hacia el mercado argentino, apuntó.

La Cámara de Productores Bananeros (Caban), destacó la obra e indicó que con la opción del transporte aéreo podrán evitar el bloqueo de las caminos y tendrán un mayor margen para abaratar los costos de transporte lo que les permitirá ofrecer mejores precios a los mercados donde la oferta nacional tiene buena demanda.

Alimentos procesados

En la localidad de Ivirgarzama, se encuentra la primera planta de leche de la empresa estatal Lácteos Bolivia (Lacteosbol) que desde 2011 ya opera produciendo yogur y dos variedades de queso.

Rocío Cacasaca, jefa de planta de Lacteosbol-Ivirgarzama, sostuvo que la capacidad de producción es de 7.000 litros de yogur al día (de un litro y de 160 ml) y de 500 kilos/día de queso (fresco y maduro) y que por el momento todo va destinado al desayuno escolar.

En cuanto a la recolección de la materia prima, hay ocho puntos de acopio en los que 130 productores venden a Bs 3,35 el litro de leche.

Al respecto, Lorenzo Rodríguez, un ganadero que tiene 50 vacas lecheras explicó que desde que opera la planta, su producción aumentó en 30 litros, lo que le incentiva a realizar más inversiones ya que tiene asegurada la compra y puede proyectar su oferta.

Frutas con valor agregado

Camino a Villa Tunari (Villa 14), se encuentra la procesadora de cítricos, construida en 2.000 m2, en donde 21 personas trabajan para producir jugos de manzana, maracuyá y naranja.

La potencia instalada le permite a la planta requerir entre 20.000 y 30.000 unidades de fruta para procesar entre 8.000 y 10.000 litros de jugo.

Julio Puma, encargado de la planta, indicó que desde 2010 los productores de frutas cuentan con una alternativa para mejorar sus precios.

Puma precisó que en el lugar se fabrican jugos y mermeladas, y que los primeros están destinados al subsidio infantil y al desayuno escolar.

Cada dos semanas se fabrican unas 160.000 unidades de jugo de 160 ml y en cuanto al subsidio infantil, a Santa Cruz se le hace llegar entre 3.000 y 4.000 unidades, a Cochabamba entre 1.000 y 2.000 y a Oruro unas 500.

En Villa Sacta, Luis Eduardo Cruz, encargado en el control de las obras de la nueva planta procesadora de cítricos, destacó que se está invirtiendo unos $us 2,8 millones.

La factoría tendrá una superficie cubierta de una hectárea, con una capacidad para procesar 10 toneladas de fruta por hora.

En el lugar trabajan 38 personas de forma directa y se subcontratan a otras 20.

Energía, químicos y papel

A decir del economista Rafael Peña, para que una zona se constituya en un polo industrial, debe contar con energía por ello, en 2010 el Ejecutivo inauguró la planta termoeléctrica Entre Ríos que en la actualidad inyecta 104,2 megavatios (MW) adicionales al Sistema Interconectado Nacional (SIN), suficientes para cubrir la demanda actual de energía del país que oscila entre 900 y 1.100 MW.

La inversión realizada es de $us 86 millones y para ENDE Andina, la planta es estratégica y de importancia nacional ya que garantiza el suministro de energía eléctrica en el SIN.

Siguiendo con la línea de dotar de energía a los proyectos estatales, YPFB Chaco inauguró oficialmente la perforación del pozo San Miguel X-1 (SMG-X1) con el objetivo de que la reserva potencial de gas del nuevo campo de exploración garantice la demanda de la planta amoníaco y urea.

La Planta de Amoníaco y Urea de Carrasco es construida por la surcoreana Samsung en la localidad de Bulo Bulo,(Cochabamba), con una inversión de $us 862,5 millones.

No se logró la autorización de la estatal YPFB ni de los ejecutivos de la planta de Bulo Bulo para ingresar al lugar.

Sin embargo, el presidente de YPFB, Carlos Villegas, en su última visita indicó que hay un avance de las obras del 48% y remarcó que espera que la misma sea entregada el primer semestre de 2016.

A unas tres horas de Bulo Bulo, se encuentra Villa Tunari y al ingreso del pueblo se levanta Papelbol, la fábrica de papeles que tiene la sombra de la corrupción en la adquisición de maquinaria por parte de la empresa brasileña D’Andrea Agrimport que está en proceso de ser rematada.

Con una inversión de $us 28,5 millones, la empresa estatal produce tres variedades de papel: de impresión y escritura, kraft y periódico, en base a celulosa virgen importada de Brasil y Argentina.

La factoría genera 160 puestos de trabajo en forma directa y 5.000 de manera indirecta

La industrialización es el objetivo central del Gobierno

La limpieza de las frutas es clave para obtener un producto saludable. Destacan la calidad de oferta local

EL DEBER

Durante el foro Industrialización en Bolivia, realizado en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), el ministro de Economía, Luis Arce, indicó que el proyecto político del Gobierno es trabajar en la industrialización de las materias primas.

Arce señaló que se está trabajando y destinando recursos para la industrialización en la minería, los hidrocarburos y los alimentos.

El ministro indicó que en la actualidad la participación de la industria en la economía del país es del 16,5%, por encima de la agricultura, que aporta al Producto Interno Bruto un 12%.

Sobre estos porcentajes que consideró que se los debe mejorar, Arce remarcó que ya se están dando señales, como la planta separadora de líquidos de Entre Ríos y Gran Chaco o como la factoría urea y amo-níaco que se está construyendo en Bulo Bulo.

La autoridad también destacó la presencia de las empresas de alimentos estatales a las que le otorgó un papel preponderante en la creación de valor agregado a la oferta de frutas.

“Estamos trabajando en la industrialización básica o si se quiere pesada. El Estado no puede estar ausente; ahora cuando la materia prima esté industrializada, será el turno de los privados de trabajar en una industrialización liviana”, sostuvo Arce.

Durante el foro, Arce remarcó que en los gobiernos neoliberales, los proyectos de industrializar al país fracasaron.